Mobile ART

blog about mobile art

Posts Tagged ‘experimentación

Conversando sobre creación audiovisual con dispositivos móviles

leave a comment »

MirageSiguiendo con la línea temática que nos ha ocupado últimamente, hoy continuamos con una entrevista realizada el pasado mes de mayo al artista Álvaro Collar. Una charla sobre creación audiovisual con móviles, sobre videoarte, sobre experimentación…en definitiva, sobre temas que nos interesan en torno a la creación.

Conversando sobre creación audiovisual con dispositivos móviles

La faceta de videoartista es lo que mejor conozco de la obra de Álvaro Collar, aunque toda su obra me parece que está impregnada de cierta libertad experimentadora propia de este tipo de creación. Y es precisamente la necesidad de encontrar nuevos caminos, nuevas posibilidades lo que le lleva a la práctica con todo tipo de cámaras, incluyendo las cámaras de los teléfonos móviles. La utilización de estos dispositivos es precisamente lo que hace que nos conozcamos y que se cruce nuestro trabajo, primero en la exposición Mobile Art. Experiencias móviles y actualmente preparando una exposición online para el festival Screen from Barcelona.

Sus videocreaciones rodadas con teléfonos me atraen de forma singular, me absorben y trasladan a estados de ánimo que se enfrentan, paso de la curiosidad al asombro y de la angustia a la liberación, debe ser que cada imagen me lleva a un estado diferente y disfruto de cada plano como una obra independiente. Una experiencia estética abierta que permite crear nuestra propia vivencia a través de sencillas y poéticas imágenes.

Aunque, quizás ahora más que nunca, la idea es lo más importante y no la herramienta que utilizamos para llevarla a cabo, el teléfono móvil ha aportado a los creadores cierta libertad que está ligada a las propias características del dispositivo como la portabilidad o la accesibilidad que proporciona, así que le traslado a Álvaro algunas cuestiones sobre este tema:

¿Cuál fue la primera vez que rodaste con un teléfono móvil?

Mi primer video fue Centrifuga, un video de 30 segundos que envié al Movilfilmfest y que ganó el premio a la Mejor Idea Original. Mi móvil de aquel entonces no tenía cámara pero me encontré uno en la calle unos días antes del cierre de la convocatoria.

La calidad de la cámara del móvil era bastante precaria, así que pensé que el video debía ser lo mas sencillo posible para que pudiera entenderse. Si el móvil se movía, aunque fuera lo mas mínimo, toda la imagen se rompía en pixeles y acaba siendo algo muy abstracto. Por eso pensé que debía grabarlo con un trípode, pero me pudieron las ganas de experimentar y fue solo cuestión de tiempo llegar a la conclusión opuesta: atarlo a un ventilador y le darle al rec.

¿Qué te ha aportado en tu trabajo desde entonces grabar con terminales móviles?

Sobre todo con los primeros móviles con cámara, la pixelación de la imagen era algo inevitable. A mi me gusta mucho tratar la imagen después de grabada y retocarla, y a nada que hicieras algún ajuste,  la imagen se iba resquebrajando. Esto, que supongo que mucha gente encontraría como un inconveniente, a mi me fascinaba. Creo que mi trabajo en vídeo ha ido tendiendo hacia lo abstracto a consecuencia de esto. Me interesan más los colores y las texturas que una imagen legible, porque estoy convencido de que las sensaciones viajan más rápido en la abstracción.

Me encanta poder mostrar la trama de píxeles que componen una imagen, creo que igual que en el cine o en la música, las imperfecciones que impone el soporte añaden cierta mística a la obra: el ruido en los vinilos, los granos en el cine y los pixeles en la imagen digital. Es interesante trabajar con estas imperfecciones y tratar de aprovecharlas para conseguir un efecto dramático.

¿Crees que la proximidad que tenemos con el dispositivo, la relación que establecemos con él, afecta en el resultado estético de las imágenes que tomamos?

Creo que lo cotidiano del objeto ha normalizado la acción de grabar y también la de ser grabado. Lo veo como un paso más de un proceso que comenzó con las primeras cámaras domesticas, las mismas cámaras domésticas que tanto tuvieron que ver con el nacimiento del video arte a mediados de los años 60.

Desde el punto de vista estético y narrativo creo que hay otras características del dispositivo que pueden influir más que la proximidad que tenemos con él: el límite de tiempo que permite grabar, el tipo de lente, tipo de archivo en el que se guarda la información…

Donde si noto de manera directa la influencia de grabar con un móvil es en que me ha permitido registrar momentos que antes se me hubieran escapado. Esas imágenes que antes no me hubieran motivado lo suficiente como ir a buscar la cámara, comprobar si la batería estaba cargada, ver si la cinta tenia todavía espacio libre, montar la cámara en el trípode y finalmente grabar… ahora las puedo tener tan solo encuadrando y grabando.

Cuáles son la limitaciones principales a las que te enfrentas al usar esta herramienta y sin han variado estas limitaciones a lo largo de los últimos años.

Pienso que las limitaciones son un buen aliciente para la creatividad y el móvil plantea muchas. El principal problema de las imágenes grabadas con estos dispositivos es la calidad de muchas ópticas o la ausencia de ajustes manuales para la exposición…   Esta ausencia de control absoluto en la grabación me parece muy interesante porque tienes que buscar la manera de “engañar” a la cámara para que haga las cosas como tú quieres.

Para mí, sin embargo, la mayor limitación está en la grabación de sonido. Suele tener una calidad muy baja y aunque se procese a posteriori es complicado tener más de un registro valido para las piezas de video.

Tus piezas rodadas con móvil han despertado mucha curiosidad, muchos elogios, de hecho, fuiste uno de los primeros ganadores en este país por el rodaje de una pieza de móvil, y recientemente en Tenerife, con una pieza totalmente diferente, ha vuelto a suceder. Podrías comentar esos dos reconocimientos y qué han supuesto para ti.

Ganar el Premio a la Mejor Idea Original en Movilfilmfest fue un punto de inflexión porque supuso era la primera vez que trabajaba con móvil. Centrifuga, un video de 30 segundos, con una idea muy sencilla en el que habría invertido alrededor de cinco horas, de repente aparecía en las noticias, viajaba a festivales de cine por todo el mundo (que conste que el merito de tanto revuelo fue en gran medida culpa de Alberto Tognazzi y de la excelente campaña de promoción y difusión que hizo con el festival). El premio fue un Nokia n93 con el que pude continuar haciendo videos hasta hace bien poco.

Myriad, Mejor Cortometraje en el Movilfest Tenerife, fue un premio muy especial sobre todo porque es el vídeo más íntimo y más personal que he realizado. Me sorprendió mucho que lo premiaran y la buena acogida que ha tenido el video en exposiciones y festivales tan nacionales e internacionales. La reacción de la gente al video es visceral, algo que siempre busco y creo que esta intimidad de la que hablaba antes ha contribuido a que la relación del espectador con la obra sea también más directa.

¿Cuáles son los proyectos en los que estás trabajando en la actualidad?

Acabo de terminar una serie web llamada The third Place. Hemos grabado la serie utilizando cámaras reflex digitales y estamos muy contentos con el resultado.  La serie es un thriller de ocho capítulos que podrán verse gratuitamente en www.thethirdplace.es

Por otro lado, estoy trabajando en unos videos hechos con Iphone que continúan la trayectoria de trabajos anteriores como Mirage o Myriad; la idea es que se puedan exponer simultáneamente algún día.

Entrevista realizada en mayo de 2012.

Más información sobre Álvaro en:

www.alvarocollar.com

www.videorinth.com

www.videoartmapping.com

www.thethirdplace.es

Más información sobre Lorea en:

www.blogmobileart.com

www.loreaiglesias.com

Written by Lorea Iglesias

julio 19, 2012 at 2:17 pm