Mobile ART

blog about mobile art

Archive for junio 2014

Kill your phone!

leave a comment »

“Proteja su privacidad! discuta la vigilancia! y aprenda a coser” es el slogan de Kill Your Phone!

Si en nuestro último post hablábamos del amor que profesamos a nuestro dispositivo móvil, hoy directamente lo matamos. Y es que del amor al odio no hay más que un pasito. Es una manera de hablar o podemos hablar de amor y odio de verdad? El arte es un mundo metafórico por excelencia, pero casi podemos decir que la metáfora se acerca a la realidad y que quizás sea amor lo que empezamos a sentir hacia algunos dispositivos electrónicos.

Sea una realidad o no, lo que los artistas pretenden es reflexionar. Todo va tan rápido que casi no tenemos tiempo de pensar, nos lanzamos a la comodidad, a la inmediatez y a lo más novedoso sin detenernos a pensar cómo nos afecta. Es uno de los temas que más nos interesan en este espacio de publicación: reflexionar a través del arte, utilizar el arte como catalizador, como elemento que promueve una reacción, un pensamiento. Son muchas las veces que hablamos de esto, y lo que nos queda….

Hoy repetimos tema y también artista, incluso casi repetimos proyecto. Hoy retomamos el trabajo de Aram Bartholl y su leitmotiv: la influencia que la virtualidad y la tecnología ejerce sobre el mundo real y sobre las personas. Pero lo que muchas veces caracteriza los proyectos de Bartholl es el sentido del humor con el que impregna todas sus creaciones. Ideas de gran consistencia envueltas en circunstancias absurdas que nos obligana meditar.

En el 2008 os mostrábamos un trabajo llamado Silver Cell, y hoy seis años después lo retomamos, ya que hoy se nos presenta en forma de workshop y podemos afirmar que sigue tan vigente o más que entonces. Kill Your Phone! es un taller que se llevó a cabo en el marco del Chaos Communication Congress (Hamburgo) a finales del 2013. La finalidad del taller, como con Silver Cell, era bloquear absolutamente la señal de nuestro móvil o celular, detener la vigilancia y proteger nuestra intimidad, esa a la que cada vez se cuida menos. Para ello se fabrica una funda o bolsita con un tejido especial recubierto de cobre o plata, creando así una especie de jaula de Faraday que bloquea la señal y toda la radiación electromagnética del teléfono.

 

Matar a nuestro móvil es una manera de hablar, pero la realidad es que que en el taller, las fundas que se crean son de verdad efectivas, no es una acción centrada únicamente en la reflexión, sino en crear un objeto que funciona. Además es un taller de formato abierto, ya que el artista invita a que cualquier persona ejecute el workshop dónde quiera y con quién quiera. Todas las instrucciones y necesidades están perfectamente descritas en Killyourphone.com. Y desde aquí también os animamos, “Proteja su privacidad! discuta la vigilancia! y aprenda a coser“.

Y una vez más, una creación artística inspira una realidad destinada a lo comercial: Phonekerchief es un pañuelo que envuelve nuestro celular para que no suene mientras estamos acompañados, como muestra de afecto hacia una persona a la que se quiere prestar toda (toda) la atención, sin interrupciones. De hecho en el pañuelo o funda se puede leer: “my phone is off for you”.

phonekerchiefhanky1 phonekerchief2 (1)

Written by Lorea Iglesias

junio 19, 2014 at 10:16 pm

We Love Mobile, esto es amor…

leave a comment »

1We Love Mobile, un espacio para la reflexión a través de la imagen, dónde Mateo Austin nos enfrenta con nuestra propia realidad, seres cada vez más obsesionados por estar permanentemente conectados, sin importarnos demasiado el entorno.

Cuando usamos el móvil o el celular en un espacio público nos sumergimos en una burbuja y ponemos casi toda la atención en la pantalla de nuestro amado dispositivo, casi toda pero no toda, la justa para no pasarte la parada de metro o mirar de que color está el semáforo, pero no la suficiente para ser un viandante normal y atento a los movimientos de los demás. Pero cuando estamos concentrados en nuestros celulares no desaparecemos del mapa, estamos ahí, a medias, pero estamos.

Cómo ya imaginábamos, esta circunstancia aumenta sin parar, especialmente desde que los dispositivos nos conectan con Internet, estar siempre conectados es algo que se está convirtiendo en imprescindible, al igual que poder manipular y gestionar la información estemos dónde estemos. Y lo que ya nos vamos imaginando también, es que pronto para muchas personas finalmente se convertirá en una necesidad, lo cual podría ser un problema. En España, por ejemplo, a comienzos de este año Telefónica publicó un informe, el SIE (Sociedad de la Información en España), dónde dice que consultamos el móvil una media de 150 veces al día.

Si hoy hablamos sobre esto, es porque os queremos mostrar el trabajo de Mateo Austin, un creador inquieto interesado en cómo y por qué la tecnología de comunicación móvil altera nuestros patrones de comportamiento. Austin, con quién hemos tenido la suerte de colaborar en proyectos como #MobileViewsBarcelona o Mobile video art. CityScreen to Take Awayrealiza una interesante labor reflexiva acerca del tema que hoy nos ocupa, a través de imágenes creadas por él mismo en las que nunca es el protagonista, todo lo contrario, se vuelve invisible. Estamos hablando de We Love Mobile, un espacio para la reflexión sobre el uso y abuso del móvil en el mundo actual, a través de retratos.

Como Austin comenta:  “En los últimos años estamos experimentando un gran cambio en la forma de comunicarnos y cómo interactuamos con el entorno. Se dice que de promedio ojeamos nuestro móvil 150 veces al día. No importa dónde estamos y que es lo que hacemos, siempre hay un momento para interactuar con nuestro Smartphone. Somos una sociedad cada vez más distraída.
Algunas personas se esconden detrás de su móvil para evitar lo mundano, para congelar la interacción con el entorno físico. Yo me escondo detrás de móvil para fotografiar a las personas que me rodean tanto amigos cómo desconocidos. Mi objetivo es capturar imágenes de personas que miran a su tableta o smarphone en cualquier situación posible. Nunca pido permiso (Vivimos en un mundo sin privacidad ¿Lo recuerdas?). Me puedo acercar fácilmente a cualquier persona y tomar una foto en su cara. ¡Siempre que estén sumergidos en su pequeña burbuja, yo soy invisible!”

Written by Lorea Iglesias

junio 3, 2014 at 11:25 pm